Crítica de ‘Ozark’: un negocio familiar

Título original: Ozark
Año: 2017
Duración: 56 min.
País: Estados Unidos
Director: Andrew Bernstein, Ellen Kuras, Daniel Sackheim, Jason Bateman
Guion: Bill Dubuque, Paul Kolsby, Mark Williams
Música: Danny Bensi, Saunder Jurriaans
Fotografía: Ben Kutchins, Pepe Avila del Pino
Reparto: Jason Bateman, Laura Linney, Sofia Hublitz, Skylar Gaertner, Jason Butler Harner, Anthony Collins, Carson Holmes, Marc Menchaca, McKinley Belcher III, Kevin L. Johnson, Michael Tourek, Dirk Allison, Joseph Melendez, Esai Morales, Robert C. Treveiler, Evan George Vourazeris
Productora: Zero Gravity Management / Media Rights Capital (MRC) / Netflix
Género: Serie de TV. Thriller. Drama. Crimen. Drogas

Las primeras imágenes promocionales de la serie, creada por Bill Dubuque, hacían sospechar que nos encontrábamos ante algo muy similar a ‘Breaking Bad’. Sin embargo, esta producción de Netflix, bebe de multitud de obras del género y las semejanzas con la premiada serie de AMC son puntuales.

Marty Byrde (Jason Bateman) es un gestor financiero con un vida monótona y aburrida que de repente deberá huir al lago de Ozark, junto a su mujer Wendy (Laura Linney) y sus hijos, para salvar sus vidas y seguir blanqueando el dinero de uno de los mayores carteles de la droga.

Los anteriores trabajos como guionista de Bill Dubuque, películas como “El juez”, “Un hombre de familia” o “el contable”, dejaron bastante fríos a público y crítica. Aquí su trabajo ha mejorado notablemente, sin llegar a entusiasmar. La historia no tiene una gran arquitectura, aunque es eficaz, pero los méritos de la serie son otros.

giphy

Hemos visto muchas y grandes historias de cárteles y blanqueo, lo cual juega en contra de ‘Ozark’, que tiene un argumento más sencillo y sin grandes giros. Pero estamos en su primera temporada, recordemos que incluso la primera de ‘Breaking Bad’ era mucho más simple y sin tramas paralelas.

Las localizaciones y la fotografía son uno de los grandes hallazgos. Ese ambiente, entre resort decadente y pueblo “redneck” junto a la vasta naturaleza, le aporta tridimensionalidad y matices que no tendría en una ciudad o un barrio de la periferia.

giphy (1)

Además, los trabajos de dirección y montaje son potentes, con momentos atrevidos e incluso sorprendentes. A tener en cuenta que cuatro episodios los ha dirigido el propio Jason Bateman, que como actor es limitado y suele repetir sus tics habituales, pero como director aquí ha demostrado ser más que competente.

La presencia de los actores Peter Mullan (Jacob Snell) y Harris Yulin (Buddy Dieker) llena la pantalla con su presencia, incluso cuando solo aparecen unos segundos, pero el trabajo de Laura Linney (Wendy Byrde) es impresionante, arrebatando el protagonismo en buena parte de la historia. También hay que destacar la actuación de Julia Garner (Ruth Langmore), cuyo personaje va creciendo y ganando profundidad capítulo a capítulo.

giphy-downsized-large

En definitiva, hay una sensación de ya visto anteriormente, no es algo que empañe el visionado, aunque se echa en falta un poco más de originalidad. Está lejos de ser una mala serie, engancha y se disfruta, aunque buena parte del mérito lo tienen los actores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s